yblancom

 
 

Calificar esta entrada

Desde un sueño hasta el palacio...

Enviar "Desde un sueño hasta el palacio..." a del.icio.us Enviar "Desde un sueño hasta el palacio..." a Digg Enviar "Desde un sueño hasta el palacio..." a StumbleUpon Enviar "Desde un sueño hasta el palacio..." a Google Compartir en Facebook
Enviado el 25-nov-2011 a las 11:02 por yblancom

Cuando Faraón mandó llamar a José para que interpretara su sueño, dice la palabra que lo sacaron de la cárcel apresuradamente. José fue rápido. De la misma manera, es necesario que la iglesia se mueva rápido. El poder está en la rapidez con la que hagamos las cosas.

Pero eso no fue todo. Dice, además, que José se afeitó. La iglesia necesita gente que se prepare, así como José se preparó para presentarse ante Faraón. Tu apariencia debería decir que llegó alguien que tiene la respuesta.

Vistieron a José con ropas nuevas, que en la Biblia simboliza la nueva naturaleza, el nuevo hombre lavado por la sangre de Cristo. Porque a Faraón no le importa si tus hermanos te vendieron, no le importa tu pasado, lo que le importa es que tiene un sueño que nadie le ha podido interpretar, que no ha podido dormir, y que necesita alguien que tenga la solución.

Después de que entendemos todas estas cosas es que nos llegan los momentos donde sólo Dios.

El sueño te lleva al hoyo, y del hoyo te pasan a casa de Potifar. En casa de Potifar, lo que haces con tus manos te lleva a la cárcel. Tus relaciones en la cárcel te llevan delante de Faraón, pero delante de Faraón no importa tu sueño, no hay nada que mejorar porque todo está a su mayor excelencia, y no hay nadie a quien consultar porque ya los buscaron a todos y nadie tiene la respuesta. Sólo Dios.

Cuando estás frente a Faraón, estás frente a tu mayor oportunidad, que podría ser tu mayor problema, porque si Faraón se molestaba con José, lo mandaba para la cárcel perpetuamente, y lo podía matar. Es tu momento donde: sólo Dios. Algo tiene que pasar, porque si no caes en favor y gracia ante Faraón, caes atrás, a la cárcel de por vida, sin salida.

Lo que tienes que entender es que todo lo que ha pasado en tu vida – como en la de José – no ha sido más que preparación para llevarte a este momento, pero en este momento tan crucial, aunque parezca contradictorio, lo más importante es que te quites del camino. Lo más importante es que no seas estorbo para lo que Dios quiere hacer.

Hay quienes no se dan cuenta que el peor enemigo que han tenido toda su vida son ellos mismos. Y es que hay momentos en nuestra vida donde sólo Dios.

Pero estos no son momentos de irresponsabilidad, ni de depresión, sino momentos donde tú has pasado muchas cosas que te han preparado, pero aún así tienes la capacidad y la humildad de reconocer y declarar que sólo Dios es quien puede darte la respuesta.

Es en ese momento donde tú eres capaz de quitarte del camino, donde el Dios omnipotente, el Dios todopoderoso, se mete en algo limitado, es un momento donde nuestra humanidad se viste de tanta gloria y poder, y todo lo que hace falta para que tú reines sobre Egipto, es un momento donde sólo Dios.

Todo lo que hace falta para que tu vida cambie para siempre es un momento donde sólo Dios. Un momento donde el Dios todopoderoso intervenga para darte la respuesta que Faraón necesita.

Y no solamente Faraón recibió la respuesta, sino que ese mismo día todo lo que José había soñado años atrás, se cumplió. Y todo en ese sólo momento. Momento donde sólo Dios.

Si estás delante de Faraón, todo lo que hace falta ahora en tu vida es que haya suficiente humildad en ti para que te quites del camino.


(Otoniel Font)
Publicado en Sin categorizar
Vistas 1232 Comentarios 0
Total de comentarios 0

Comentarios

 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 05:03.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.