Bibleman

 
 

Calificar esta entrada

LA MISERICORDIA: UN CONCEPTO MAL ENTENDIDO

Enviar "LA MISERICORDIA: UN CONCEPTO MAL ENTENDIDO" a del.icio.us Enviar "LA MISERICORDIA: UN CONCEPTO MAL ENTENDIDO" a Digg Enviar "LA MISERICORDIA: UN CONCEPTO MAL ENTENDIDO" a StumbleUpon Enviar "LA MISERICORDIA: UN CONCEPTO MAL ENTENDIDO" a Google Compartir en Facebook
Enviado el 28-oct-2019 a las 05:36 por Bibleman

Al igual que las frases bíblicas de "no juzgar" y "el que esté libre de pecado tire la primera piedra", el concepto de la misericordia es grotescamente malinterpretado por algunos en la actualidad.

Para muchos ignorantes, la misericordia es más una actitud de aceptación y tolerancia al pecado. Sin embargo, la Biblia es muy clara cuando afirma que, sin santidad, NADIE verá a Dios. Luego, misericordia no puede significar la aceptación, el visto bueno y la bendición hacia el pecado.

Dios es el único que puede emplear su misericordia para lidiar con el pecado del ser humano, cuando la derrama en forma de gracia y de perdón sobre el pecador que ha decidido arrepentirse. Entonces, si lo anterior es cierto, ¿a qué se refiere la Biblia cuando dice que como cristianos debemos ser misericordiosos en textos como Mateo 5:7?

La respuesta es muy sencilla. La misericordia que debemos mostrar como cristianos es la obligación que tenemos de perdonar las ofensas que otros (cristianos o no) puedan haber cometido contra nosotros. La Biblia es muy clara en Mateo 6:14-15 que debemos perdonar a los que nos han ofendido para que Dios nos perdone cuando lo ofendemos a él. Mateo 18:21-22 también nos indica que debemos perdonar siempre a los que nos ofenden.

Ya habiendo aclarado esto, me parece importante mencionar que nosotros NO tenemos de ninguna forma la autoridad para administrar la misericordia de Dios en cuanto al perdón de los pecados. Los pecados que no se cometan contra nosotros, sólo pueden ser perdonados por Dios y sería tonto creer que al tolerar, consentir o aceptar el pecado de otros, estamos siendo "misericordiosos".

Tampoco caen dentro de la misericordia ciertas buenas acciones como darle de comer al hambriento, beber al sediento, vestir al desnudo, etc. porque esas son obligaciones de un cristiano y al mismo tiempo son frutos que evidencian una transformación radical en una persona que ha nacido de nuevo y que lleva años de caminar con el Señor. A lo que quiero llegar, es que el simple hecho de practicar estas buenas acciones NO nos otorga automáticamente la Salvación independientemente de si hemos creído en Jesús o no. Estas buenas acciones no son un sustituto del nuevo nacimiento y de la fe en Cristo como único requisito para la Salvación.

¿Es misericordia cuando un Juez perdona a un asesino cuya culpabilidad se ha demostrado y lo deja en libertad?

¿Es misericordia si un policía deja ir a un ladrón o a un asesino a quien sorprendió in fraganti cometiendo un delito?

¿Es misericordia si un profesor, maestro o catedrático le permite aprobar el curso o asignatura a un alumno deficiente y holgazán quien a todas luces merece reprobar el curso?

La respuesta a estas pregutas es NO.

Por eso digo que a veces la misericordia es un concepto mal entendido. Definitivamente las acciones que van en contra de la Justicia (y en contra de la Justicia Divina) no pueden llamarse misericordia.


Bendiciones en Cristo.
Publicado en Sin categorizar
Vistas 721 Comentarios 0
Total de comentarios 0

Comentarios

 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 20:35.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2019, Jelsoft Enterprises Ltd.