Saltando el Cerco

 
 

[FONT="Lucida Sans Unicode"][SIZE="6"][CENTER][COLOR="Yellow"](para ver mejor qué sucede adentro)[/COLOR][/CENTER][/SIZE][/FONT]
Calificar esta entrada

Mateo 12:9 - 21

Enviar "Mateo 12:9 - 21" a del.icio.us Enviar "Mateo 12:9 - 21" a Digg Enviar "Mateo 12:9 - 21" a StumbleUpon Enviar "Mateo 12:9 - 21" a Google Compartir en Facebook
Enviado el 25-dic-2010 a las 15:34 por SergioFe

[FONT="Verdana"][SIZE="3"][COLOR="Blue"][I]Mateo 12:9 - 21
Pasando de allí, vino a la sinagoga de ellos.
Y he aquí había allí uno que tenía seca una mano;
y preguntaron a Jesús, para poder acusarle:
¿Es lícito sanar en el día de reposo?
El les dijo: ¿Qué hombre habrá de vosotros, que tenga una oveja,
y si ésta cayere en un hoyo en día de reposo, no le eche mano, y la levante?
Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja?
Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo.
Entonces dijo a aquel hombre: Extiende tu mano.
Y él la extendió, y le fue restaurada sana como la otra.
Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para destruirle.
Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió mucha gente, y sanaba a todos,
y les encargaba rigurosamente que no le descubriesen;
para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:
"He aquí mi siervo, a quien he escogido;
Mi Amado, en quien se agrada mi alma;
Pondré mi Espíritu sobre él,
Y a los gentiles anunciará juicio.
No contenderá, ni voceará,
Ni nadie oirá en las calles su voz.
La caña cascada no quebrará,
Y el pábilo que humea no apagará,
Hasta que saque a victoria el juicio.
Y en su nombre esperarán los gentiles"[/I][/COLOR][/SIZE][/FONT]

[FONT="Georgia"][SIZE="4"][COLOR="DarkRed"].[B].. les encargaba rigurosamente que no le descubriesen.[/B]

Parece extraño que Jesús encargara que no divulgasen lo sucedido, que los enfermos no dijeran que Jesús los había sanado.
La razón era que tenía un plan y no quería precipitar los acontecimientos.
Jesús no utilizaba los milagros para hacerse publicidad.

Pero nos preguntamos: Si no sanaba a los enfermos para atraer más personas, ¿porqué sanaba a los enfermos?
Pues: ¡para solucionar su problema! ¡por compasión! ¡por amor! ¡para darles una vida mejor! ¡para liberarlos! ¡para quitar de en medio las limitaciones que los males ponen a la vida del hombre!

Esto parece una obviedad, pero siento que hay que subrayarlo, porque veo que tantos predicadores y ministerios enfatizan lo asombroso del poder de Dios, pero yo veo que lo más maravilloso es el amor de Dios, por el que pone su poder para beneficiarnos.

¿de qué me sirve un Dios poderoso, si no tiene amor para compadecerse de mis necesidades?
Pero al conocer la dulzura de Cristo, su amor, su solidaridad con lo que me pasa, me gozo en poder contar con su poder para salir de cualquier situación que me esté agobiando.

Si bien el testimonio de una obra prodigiosa de Dios beneficia a muchos aumentando la fe, no quiero ver a Dios meramente como una fuente de beneficios para mi vida, sino como aquel que me ama tanto como para poner a mi alcance todo lo que necesito para ser feliz.

Gracias Jesús, por la dulzura de tu amor y tu maravillosa manera de hacer las cosas.[/COLOR][/SIZE][/FONT]
Publicado en Sin categorizar
Vistas 1150 Comentarios 0
« Mateo 12:1-8     Principal     Mateo 12:33-42 »
Total de comentarios 0

Comentarios

 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 16:39.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.