subastando la neurona

 
 

tan profundo y superficial como la vida misma...
Calificar esta entrada

UN LUGAR PARA ATENDER, BENDECIR Y TRANSFORMAR.

Enviar "UN LUGAR PARA ATENDER, BENDECIR Y TRANSFORMAR." a del.icio.us Enviar "UN LUGAR PARA ATENDER, BENDECIR Y TRANSFORMAR." a Digg Enviar "UN LUGAR PARA ATENDER, BENDECIR Y TRANSFORMAR." a StumbleUpon Enviar "UN LUGAR PARA ATENDER, BENDECIR Y TRANSFORMAR." a Google Compartir en Facebook
Enviado el 07-ago-2015 a las 02:12 por souljazz

UN LUGAR PARA ATENDER, BENDECIR Y TRANSFORMAR.
En estos días me encontré con una noticia en redes sociales sobre cierta afamada iglesia que tenía en sus filas de servicio a unos personajes homosexuales y abiertamente buscarían su “matrimonio”, después se comprobó dicha noticia al encontrar una “aclaración” a la misma por parte de sus mismos líderes, en dicha aclaración a todos aquellos que hablaron de la noticia parecía enjuiciarceles por “juzgar”, “atacar” y no tener “amor”.

Después de leer muchos dimes y diretes la reflexión llegó.

¿Cómo está la iglesia atendiendo las situaciones difíciles de desviación o perversión sexual?
Mi interés no es debatir o hacer un tratado más para analizar si la homosexualidad u otra desviación sexual son pecado; eso como decía la “aclaración australiana” seamos congruentes con la Escritura y añado; reconozcamos que son PECADO.

Más aquí hablemos de entender y actuar ante dicho fenómeno dentro la iglesia, bajo la dirección y ayuda del Espíritu Santo. Existirán personas que pasen bajo esa tentación o pecado y el proceso puede ser diferente o variable pero siempre con la mira de ser libre en Cristo.

Algunos Vivieron en algún pecado de índole sexual como la homosexualidad y conocieron al Señor, así han llegado a la iglesia; siendo llamados al arrepentimiento y a cambiar.Ese proceso necesita el soporte de pastores, consejeros y hermanos de la iglesia, obvio es que maduros.

Otros más dentro de una “cristiandad” han sido tentados y han caído en las redes de ese pecado. Algunos se resisten y dejan esas prácticas así como el adultero, el fornicario, el lascivo, etc. Ahí la Biblia y una firmeza en la enseñanza son de gran soporte a la persona.

Otros se van deslizando en dicha actividad casi siempre en lo oculto hasta llegar a auto convencerse que esa es su vida y que así van a ser felices en esta tierra.

Una persona no define de la noche a la mañana situaciones y conductas incorrectas como válidas o inevitables. Vivir con dos mujeres, tener hijos fuera del matrimonio, tener vida sexual activa con su novio o novia, pederastia, casarse con alguien de mismo sexo.

Son procesos que se van dando en el ser humano y la iglesia debe saber observar las señales para atender y ser bendición o edificación.

La iglesia no debe desechar o despreciar a nadie, pero si debe edificarle y dentro de la edificación conlleva instrucción, dirección y corrección. Nunca podrá lograrse un proceso pleno de crecimiento sin las 3 esferas.

Observar es parte vital de la iglesia para cuidado de la gente, tanto la que llega y la que ya está.

Parece que en el caso en cuestión algo estaba faltando, pues nadie puede seguir su vida pecaminosa si esta de frente a una exposición bíblica que sea tajante en cuanto a la salvación, santificación y servicio. Cuando carece de esto la vida de los creyentes, se va deslizando sin darse cuenta y en ocasiones aun con todo el conocimiento también viene la caída.

Que necesario es tener congregaciones que nos cuidemos los unos a los otros, que nos estimulemos al amor y las buenas obras.

No podemos vivir en congregación sin que nadie conozca nuestra vida privada, sin que le rindamos cuentas a nadie, como siendo sólo participantes pero no congregantes.

Las señales en la vida de nosotros son vitales, relaciones impropias, charlas no edificantes, actitudes fuera de un rango cristiano nos deben llevar a cuidarnos unos a otros. No podemos dejar que “cada quien se rasque con sus propias uñas” sino que Dios nos puso unos a otros para ser uñas que apoyen y quiten impurezas los unos de los otros.

La iglesia no puede ser un lugar donde nos sintamos cómodos, debe ser un lugar donde nuestra alma descanse pero nuestra carne se incomode. Un lugar donde nuestro espíritu encuentre respuestas y nuestra humanidad reciba instrucción de cambio.

Todos tenemos luchas y tentaciones, de diferentes índoles y diferentes temáticas. Y todas son atendidas y moldeadas por la Escritura, las tentaciones y pecados de índole sexual no pueden quedar fuera de todo ello.

Es tiempo que el ladrón, el adultero, el fornicario, pederasta y etcétera y etcétera seamos instruidos, dirigidos y corregidos por Dios y su Palabra pero no puede quedar fuera el homosexual, eso sería no amarles y no estar dándoles todo el consejo de Dios.

Es tiempo que en lugar de buscar incluir y tolerar la iglesia busque amar y transformar a este mundo.

La misión de Cristo es clara SALVAR LO QUE SE HABÍA PERDIDO.
Publicado en Sin categorizar
Vistas 10072 Comentarios 3
Total de comentarios 3

Comentarios

  1. Viejo comentario
    ¡Que gran verdad, Souljazz! Es en el relacionarnos con los hermanos donde somos perfeccionados. Nuestra carne se siente incómoda. Pero, precisamente, es lo que necesitamos. Ser "limados", para poder mostrar a Jesús en nuestras vidas.
    Te seguiré leyendo.
    Enviado el 07-ago-2015 a las 18:23 por Quim Quim está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  2. Viejo comentario
    En cuanto al tema sexual... No doy crédito...
    Sé que existe ese problema, pero da una idea de cómo estamos...
    Enviado el 07-ago-2015 a las 18:25 por Quim Quim está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  3. Viejo comentario
    Gracias Quim por tus apreciaciones y si hno, debemos atentos a nuestra vida y bendecir a nuestros hnos porque los dias son malos.

    Pero fiel es Dios que nos guarda.

    Bendiciones!!!
    Enviado el 11-ago-2015 a las 07:25 por souljazz souljazz está fuera de línea ¡Visita su Blog!
 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 18:55.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.