matiasflores

 
 

Calificación: 2 votos, 5.00 promedio.

La hermosura de la inutilidad

Enviar "La hermosura de la inutilidad" a del.icio.us Enviar "La hermosura de la inutilidad" a Digg Enviar "La hermosura de la inutilidad" a StumbleUpon Enviar "La hermosura de la inutilidad" a Google Compartir en Facebook
Enviado el 10-ene-2011 a las 15:45 por matiasflores

verdaderamente estamos viviendo un evangelio humanista (o antropocentrico como diría un amigo mio) demasiado centrado en nosotros, en el hombre y su "infinito" potencial, en sus capacidades para lograr sueños y metas y expandir su visión, etc, etc, etc.

parece que la biblia se volvió menos necesaria (o menos clara pues por alguna extraña razón no habla mucho del potencial interno) así que dejamos de leerla o torcimos los pasajes para tratar de justificar esta visión engrandecida de nosotros, pero que paso, al poco andar nos damos cuenta que nuestro infinito potencial no nos ayuda con las luchas de nuestra vida diaria

somos campeones, pero no podemos vivir ni una semana sin caer en pecado (ya sea sexual o de otra clase)

somos especial tesoro, pero nuestros continuos fracasos nos hacen sentir miserables

tenemos un infinito potencia, peor nuestra vida familiar es cada ves peor

ganaremos al mundo para Cristo, pero ni siquiera podemos cumplir sus mandamientos

para solucionar esto nuestros predicadores actuales nos han dicho que Dios siempre perdona (lo cual es una gran verdad) o que para el eso es normal y no es pecado

pero no es suficiente, el remordimiento no se va, las fricciones en la familia continúan, queremos ayudar a nuestros hermanos que tiene aflicciones y nisiquiera podemos con las nuestras, tratamos de ser felices disfrutando de las emociones y las cosas nuevas (pues Dios quiere que disfrutemos de la vida cierto?) pero aun asi nada funciona, nos decimos una y otra ves, amate a ti mismo, es quiere el señor, eres un rey, eres un campeón, pero aun así hay algo que continuamente niega todo eso en nuestro interior, algo que no nos deja tranquilos

queremos servir al señor pero tenemos dos problemas, no podemos obedecerlo como el quiere y no entendemos ciertas cosas, decimos que Dios es bueno y que es amor pero cuando nos preguntan ¿porque Dios permitió eso? no tenemos respuesta alguna, hay algo que no cuadra, no podemos explicar como ese Dios de amor permitió tal o cual violacio de niños o porque destruyo a la humanidad con un diluvio

finalmente nos cansamos y buscamos ayuda en las predicaciones de gente que cumplió su visión, gente de éxito, buscamos frases que nos motiven, predicaciones que nos alienten a ser grandes, pero aun así eso en nuestro interior no se va

finalmente pasa el tiempo y el señor en su misericordia nos ve con compasión y hace algo o manda a alguien, y comenzamos a ser confrontados por las palabras de Jesús

»No todo el que me dice: "¡Señor, Señor!", entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Muchos me dirán en aquel día: "Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?"
Entonces les declararé: "Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!" (Mateo 7:21-23)


pero nosotros tal ves no hemos realizado tales cosas aun así nos impacta otro texto

Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: "Señor, Señor, ábrenos", él, respondiendo, os dirá: "No sé de dónde sois".
Entonces comenzaréis a decir: "Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste".
Pero os dirá: "Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad". (Lucas 13.25-27)


entonces comenzamos a llorar y a clamar por perdón y misericordia, resulta que el Jesús showman que nos presentaron no era tan así, era intimidante a la hora de hablar del pecado, era justo en cada palabra pero cada palabra de el destronaba el ego y la vanagloria del campeón que se supone eramos

Y decía a todos:
alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame.
Todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, este la salvará,
pues, ¿qué aprovecha al hombre si gana todo el mundo y se destruye o se pierde a sí mismo? (Lucas:9:23-25)


ya no nos sentimos reyes sino gusanos evidentemente condenados por no cumplir sus mandamientos, no amamos verdaderamente a Dios porque no le obedecemos, no sentimos aun pero que antes pero por alguna razón eso que nos decía que no eramos campeones se estaba silenciando y ahora nos decía que suplicáramos por misericordia, y después de leer las escrituras nos enteramos que esta salvación gratuita es mas difícil de llevar de lo que esperábamos, que en verdad era un camino angosto y ese discurso que decíamos al evangelizar "la salvación es fácil solo repite con migo esta oración" no era tan así

Entrad por la puerta angosta, porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;
pero angosta es la puerta y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan. (Mateo 7:13-14)


nos desesperamos y nos sentimos a morir pero el amor de Dios se manifestó a nosotros nuevamente, Cristo ya no era un showman ahora era el salvador, el Espíritu Santo descendió sobre nosotros y nos mostró que eramos salvos por confiar en el, nos sentimos limpios y hermosos y ya no teníamos esa carga, después nos dimos cuenta de algo aun mas maravilloso, que NO PODEMOS

NO podemos, no somos campeones, no somos superheroes o revolucionarios de Cristo, somos débiles, pecadores, inservibles, incapaces de hacer lo bueno y de agradar a Dios

"Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles..." (Romanos 3:10)

Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento. (Isaías 64:6)


Inútiles, despreciables, gusanos ante un Dios majestuoso e infinitamente santo, amadores de toda clase de males

Nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de placeres y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, odiados y odiándonos unos a otros.
(tito 3:3)


PERO en su amor Dios nos a dado a Cristo para que en el y solo en el tengamos salvación, paz y vida

Pero cuando se manifestó la bondad de Dios, nuestro Salvador, y su amor para con la humanidad,
nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,
(tito 3:4-5)


De tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en él cree no se pierda,
sino que tenga vida eterna. (Juan 3:16)


en el y solo en el hay salvación y fuerza para vivir, y para vencer, cuando comprendemos que somo inútiles y suplicamos a el fuerza y andamos en el se hacen realidad en nosotros estas palabras

Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.
»Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí y yo en él, este lleva mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer. (Juan 15:4-5)


así que, mi amigo que lee esto si usted no ha puesto su fe y confianza en Jesús y en su fuerza hágalo ahora y en el encontrara todo lo que necesita para salvarse y vivir la vida cristiana, el fue el que con su sufrimiento pago el precio por nuestra paz y nos ha dado su Espíritu para que nos transforme a su imagen la cual vemos en su gloriosa palabra, asi que ponga sus ojos en Jesús y suplique por misericordia, fuerzas y paz, valla confiadamente al trono de la gracia

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.(Hebreos 4:16)

en el están esta todo lo que usted necesita para vivir en santidad y ser transformado, en el esta la muerte del orgullo y de la autoconfianza y el nacimiento de un gran gozo por causa del amor divino

que Dios les bendiga en Cristo Jesús
Vistas 20661 Comentarios 5
Total de comentarios 5

Comentarios

  1. Viejo comentario
    Dios te bendiga sique asi esta muy interesante
    Enviado el 20-mar-2011 a las 19:11 por juanky
  2. Viejo comentario
    Acostumbrada a usar facebook, aquí no sé donde clickear "me gusta".

    Bendiciones.
    Enviado el 17-jun-2011 a las 03:09 por Poliester Poliester está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  3. Viejo comentario
    totalmente de acuerdo con lo que escribio
    Enviado el 13-sep-2011 a las 21:31 por AILINB AILINB está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  4. Viejo comentario
    Nos has descrito tal cual somos, desde el más pequeño hasta el más "santo" de todos nosotros. Un placer leer a hermanos con los pies en el suelo (y la vista en el cielo).
    Enviado el 26-jul-2015 a las 20:31 por Quim Quim está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  5. Viejo comentario
    Nos has descrito perfectamente a todos, desde el más pequeño hasta el más "santo" de nosotros. Un placer leer a hermanos con los pies en el suelo (y la vista en el cielo).
    Enviado el 26-jul-2015 a las 20:34 por Quim Quim está fuera de línea ¡Visita su Blog!
 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 13:38.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.