Un blog cristiano

 
 

Meditaciones de la Biblia en mi lectura diaria
Calificar esta entrada

Mas que solo librarte

Enviar "Mas que solo librarte" a del.icio.us Enviar "Mas que solo librarte" a Digg Enviar "Mas que solo librarte" a StumbleUpon Enviar "Mas que solo librarte" a Google Compartir en Facebook
Enviado el 24-jul-2011 a las 20:33 por walter971

Hay un propósito más profundo que solamente mostrar Su poder cuando Dios te libra de un problema, y mejor fuera que lo entendieras.

Por sus propias fuerzas era imposible que encontraran una salida al "callejón" en el cual estaban, pero la encontraron y todo porque no estaban solos, Dios peleaba por ellos. Éxo 14:13-14 Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis. (14) Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.

Los problemas son oportunidades para que el poder de Dios se manifieste, son oportunidades para que Él se revele a un mundo perdido, pero también son oportunidades en las cuales trabaja con el corazón de sus hijos.

1) EL PREVISTO PROBLEMA GEOGRÁFICO

Cuando los hebreos huían de Faraón, se encontraron en cierto momento acorralados por el ejército y la geografía del lugar. Frente a ellos estaba el insalvable Mar Rojo y detrás el amenazante ejército de Faraón. Fue en esos momentos de impotencia donde ellos pudieron ver, una vez más, que en aquella cruzada no estaban solos, sino que Dios estaba con ellos.
Éxo 14:21-22 Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas. (22) Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda.

Más allá del milagro salvador, lo cual nos debe inspirar confianza a nosotros hoy también, la pregunta es: ¿cómo llegaron a estar en esa situación?
Y la respuesta está en Dios: Éxo 14:1-2 Habló Jehová a Moisés, diciendo: (2) Dí a los hijos de Israel que den la vuelta y acampen delante de Pi-hahirot, entre Migdol y el mar hacia Baal-zefón; delante de él acamparéis junto al mar.

Dios fue quien los guió a aquella situación,… ¡es que Dios permite que lleguemos a ciertas situaciones de crisis porque tiene un propósito que cumplir en nuestras vidas!

Y no solo los llevó a aquél lugar, sino que también, ya de antemano, Él sabía cómo los iba a sacar de allí. Éxo 14:4 Y yo endureceré el corazón de Faraón para que los siga; y seré glorificado en Faraón y en todo su ejército, y sabrán los egipcios que yo soy Jehová. Y ellos lo hicieron así.

¿No es esto mismo lo que dijo Pablo?

1Co 10:13 Ustedes no han pasado por ninguna tentación que otros no hayan tenido. Y pueden confiar en Dios, pues él no va a permitir que sufran más tentaciones de las que pueden soportar. Además, cuando vengan las tentaciones, Dios mismo les mostrará cómo vencerlas, y así podrán resistir.

Y si esto te escandaliza, aún podemos decir algo más. Aquéllos llegaron a quedar en tan complicada situación...por obedientes! Éxo 14:4 ...Los israelitas hicieron lo que Dios les mandó hacer.

En lo que es la "escuela" de Dios para sus hijos, las pruebas son parte del aprendizaje y no siempre tienen que ver con el pecado, siendo obedientes estamos también expuestos a este trato especial de Dios. Por lo cual, entendiendo lo anterior, llegamos al punto de estas palabras: Dios permite que algunas veces lleguemos a situaciones de crisis, no solo para mostrar su poder al librarnos, lo cual de seguro hará, sino para cumplir un propósito más profundo con nosotros mismos.

2) ALGO MÁS
Cuando uno está atravesando un problema lo único que quiere es salir del mismo, y Dios quiere sacarte también. Pero los problemas vienen a nuestra vida, en ocasiones, con un propósito. No puedo restringir en dos o tres puntos el propósito por el cual Dios permite que seamos probados, pero si puedo poner unos ejemplos.

En el caso de los hebreos, ellos venían de muchos años de esclavitud egipcia, lo cual me imagino, habría minado su propia estima, habría sobredimensionado las capacidades de los egipcios y les habría restringido en sus expectativas para la vida.

Pero luego de haber atravesado el mar Rojo y haber sido testigos de su liberación milagrosa, pienso que por un momento volvieron a sentirse algo especial para Dios, volvieron a sentirse amados y cuidados. Ahora los egipcios ya no eran invencibles y junto con ellos cualquier otro obstáculo que les impidiera soñar sobre su futuro. Luego de ver aquél milagro, las expectativas de recobrar la libertad debieron de haber aumentado en varios puntos.

Es decir, Dios sabía a donde los estaba llevando y como los libraría de ahí, pero había algunas cosas que tenían que empezar a cambiar en la mente y el corazón de aquellos hombres, y Dios "provocó" la situación para que su propósito se cumpliera.

CONCLUSIÓN
Dios nunca pierde el control de tu vida, sabe Él a dónde te está llevando, y si por algún momento permite que entres en la zaranda de la prueba, esto es lo que debes recordar:

- hay un propósito eterno detrás de esa situación.

- junto con la prueba está la salida.
Publicado en Sin categorizar
Vistas 1452 Comentarios 0
« Los del Camino     Principal     Oración y fe »
Total de comentarios 0

Comentarios

 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 19:45.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2020, Jelsoft Enterprises Ltd.