Pedazos, Retazos y Fragmentos.

 
 

Calificación: 2 votos, 4.50 promedio.

Como reconocer a un fariseo I

Enviar "Como reconocer a un fariseo I" a del.icio.us Enviar "Como reconocer a un fariseo I" a Digg Enviar "Como reconocer a un fariseo I" a StumbleUpon Enviar "Como reconocer a un fariseo I" a Google Compartir en Facebook
Enviado el 29-oct-2010 a las 02:44 por Yenia
Etiquetas Fariseismo, Legalismo

Un fariseo es:

Aquella persona que en las reuniones se ocupa en señalar con detalle como es que fulanito o fulanita cometen tal o cual error. Esta persona se asegura primeramente de aclarar que no es chisme sino simple opinión y precupación genuina por el bienestar de la persona a quien por supuesto dice apreciar. Uno no puede sino sorprenderse de el gozo que trae la crítica del pecado en otros a la vida de un fariseo.
Este tipo de crítica es una práctica que se ha incrustado en la vida del fariseo de tal manera, que algunas veces los atentos pueden llegar hasta a predecir.

Existen en la conversación del fariseo ciertas frases que repite cada vez que desea exponer la maldad de los demás, disculpando su actitud y evidenciando al mismo tiempo que su misma conciencia condena lo que está a punto de decir. Esas frases han sido preparadas de antemano para este tipo de ocasiones, y con la práctica se convierten en el prámbulo de una larga y detallada explicación de las razones por las cuales fulanito o fulanita no parece estar cumpliendo con tal y cual punto de la ley.

El fariseo no tarda en resaltar (en mayor o menor grado) su santidad y exponerse INCONSCIENTEMENTE como ejemplo y estándar mientras enloda la reputación de su víctima. Esta es finalmente la intención de todo su juicio; sentirse mejor acerca de sí mismo.


Para deslindarse de la responsabilidad moral y culpabilidad que su moribunda consciencia trae sobre su alma, y en una última reacción; el fariseo trata de restarle importancia a todas las sentencias y juicios que acaba de ejecutar sobre la vida de fulanito(a) y se declara como incapacitado para juzgar. En sus horas más negras el fariseo puede llega hasta a sancionar o acomodar la culpabilidad sobre aquel incauto que haya cometido el mal juicio de prestarle oído y asentir a cualquiera de los comentarios que ha escuchado.

La santidad del fariseo finalmente depende de que tan bien puede convencer a los demás del pecado de otros.

Conoce a alguno?
Vistas 3973 Comentarios 2
Total de comentarios 2

Comentarios

  1. Viejo comentario
    Uuuhhh, sí, conozco a varios JE!

    Y en varios casos comprobé que cuanto más criticones son, más probabilidad existe de que ellos oculten un problema igual o mayor (inmoralidad / inconducta de alguna clase) que la "víctima" de sus críticas.

    Muy buena reflexión Yenia. Bendiciones!
    Enviado el 29-oct-2010 a las 16:41 por SolaFide SolaFide está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  2. Viejo comentario
    Amen, Fide.
    Y posiblemente....dependiendo e la vehemencia del juicio que aplica el fariseo, su problema sea hasta de la misma natuarelza del que critica ¿?

    Es posible entonces que, despues de observar detenidamente al fariseo y meditar en sus actitudes, uno pueda aprender (como dice el Señor) que es lo que uno debe de evitar hacer. Despues de todo no se trata de criticar al criticon, sino de aprender de el. :oP
    Enviado el 30-oct-2010 a las 03:44 por Yenia Yenia está fuera de línea ¡Visita su Blog!
 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 20:00.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.