Un blog cristiano

 
 

Meditaciones de la Biblia en mi lectura diaria
Calificar esta entrada

Me buscaron y me hallaron

Enviar "Me buscaron y me hallaron" a del.icio.us Enviar "Me buscaron y me hallaron" a Digg Enviar "Me buscaron y me hallaron" a StumbleUpon Enviar "Me buscaron y me hallaron" a Google Compartir en Facebook
Enviado el 25-jun-2011 a las 13:01 por walter971

La traición a los cercanos, ¡cuánto dolor genera en el corazón de los demás!

Muchas veces hizo referencia a sus sufrimientos y muerte, pero fueron pocas las que se le vio afectado como ahora. Jua 13:21 DHHe (D) Habiendo dicho estas cosas, Jesús, profundamente conmovido, añadió con toda claridad:–Os aseguro que uno de vosotros me va a traicionar.

Cuánto dolor genera la traición, sea en las relaciones humanas o en lo espiritual. El motivo de estas palabras el generar conciencia del dolor que provocamos cuando decidimos quebrantar nuestra lealtad.

1) PROFUNDAMENTE CONMOVIDO
Dice una paráfrasis de este verso bíblico: Jua 13:21 NT BAD En aquel instante Jesús sintió que un gran dolor le oprimía el pecho.—Sí, es cierto —exclamó—; uno de ustedes me traicionará.

Todos somos sensibles a la traición de uno cercano, y el que Jesús se mostrara grandemente afectado, confirma la seriedad de una actitud así.

Con un lenguaje poético dijo Job de quienes le traicionaban: Job 6:15-21 PDT Pero mis mejores amigos son tan dignos de confianza como un hilo de agua o como arroyos desbordados. (16) Se enturbian y se crecen con el hielo y la nieve derretida, (17) pero se evaporan de repente. Cuando llega el calor, se seca la corriente. (18) Las caravanas se desvían de su ruta, se adentran en el desierto y perecen. (19) Las caravanas de Temá buscaban agua, los viajeros de Sabá la buscaban con insistencia. (20) Están desesperados porque confiaban en que la iban a encontrar, pero llegaron al lugar donde debía estar y no la hallaron. (21) En eso se han convertido ustedes para mí. Han visto mi desgracia y se preocupan.

"...donde debía estar y no la hallaron.", ¡cuántos de nosotros hemos sido buscados por quienes nos necesitaban y no nos hallaron!

La traición genera un dolor inmenso en los demás y mejor fuera que estimáramos de mayor valor la lealtad.

David lo expresó así: Sal 55:12-14 DHHe (D) No me ha ofendido un enemigo, cosa que yo podría soportar; ni se ha alzado contra mí el que me odia, de quien yo podría esconderme. (13) ¡Has sido tú, mi propio camarada, mi más íntimo amigo, (14) con quien me reunía en el templo de Dios para conversar amigablemente, con quien caminaba entre la multitud!

Hay cosas que podemos soportar, y otras que podemos prever, pero ni uno ni otro cuando hablamos de la traición de nuestro amigo más intimo.

CONCLUSIÓN
Sin dudas que podríamos encontrar aplicaciones espirituales a todo esto, pero baste solo denunciar el tremendo dolor que generamos en aquél que es víctima de nuestra falta de lealtad.

Ni Cristo, ni Job, ni David, fueron insensibles ante esta falta, como de seguro no lo será quien te considere alguien digno de su confianza.

La traición nos convierte en individuos viles y despreciables, en cambio la lealtad trae honra sobre nuestro nombre. La próxima vez que estés tentado a quebrantar tu lealtad, te aconsejo que no lo hagas, mientras ella sea para cosas buenas, claro. Pro 22:1 PDT Es mejor ser respetado que ser rico, porque el buen nombre es más importante que el oro o la plata.
Publicado en Sin categorizar
Vistas 1367 Comentarios 0
Total de comentarios 0

Comentarios

 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 08:43.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.