Un blog cristiano

 
 

Meditaciones de la Biblia en mi lectura diaria
Calificar esta entrada

Una excepción a la regla

Enviar "Una excepción a la regla" a del.icio.us Enviar "Una excepción a la regla" a Digg Enviar "Una excepción a la regla" a StumbleUpon Enviar "Una excepción a la regla" a Google Compartir en Facebook
Enviado el 06-jun-2011 a las 15:38 por walter971

Es una de las enfermedades que teniendo cura, sigue siendo mortal entre los hombres hoy. Estoy refiriéndome a la enfermedad del abandono.

Hacía ya mucho tiempo que tenía de enfermo, pero no era su problema físico lo que le estaba matando, era el problema social del abandono. Jua 5:5-7 RV1960 (T) Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. (6) Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? (7) Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.

La gente hablaba de él (v.6 "supo que llevaba ya mucho tiempo así"), pero como el hombre que hacía muchos años que estaba tirado allí, no como el que necesitaba que alguien le ayudara.

Aquél no estaba muriendo por su enfermedad, lo estaba haciendo por el abandono al cual la sociedad le había confinado.

1) UN HOMBRE ENFERMO

Algo interesante en cuanto a la enfermedad de aquél hombre es que, fuera cual fuera, no tenía las fuerzas para enfrentarla.

Dice sobre la palabra "enfermo" en el verso que precede: " literalmente: carencia de fuerza (a , negativo; sthenos , fuerza), debilidad, indicando incapacidad de producir resultados" Dicc.Vine N.T., G769

Este hombre estaba enfermo, se encontraba limitado en su calidad de vida y no tenía las fuerzas para superarlo.

Esta es la triste realidad de muchos que ante problemas físicos, emocionales, espirituales, y de tantas otras índoles, hallan limitada su calidad de vida y poco o nada pueden hacer para superarlos.

Pero aquél, además de enfermo, era un hombre abandonado.

2) UN HOMBRE ENFERMO Y ABANDONADO

Sabían que hacía tiempo que estaba allí, pero nadie se dispuso a quedarse a su lado para empujarle en aquella piscina donde sería sanado de su enfermedad.

Tal actitud de abandono sigue predominando nuestras sociedades hoy en día. Parece que hemos hecho un pacto silencioso de mantener todo en el umbral de lo superficial, pero baste preocuparse un poco por el otro y descubriremos a cientos que están "paralizados" esperando que alguien les ayude a avanzar.

Por causa de mi llamado he llegado a descubrir que muchas sonrisas no son un reflejo del corazón, y que no son pocos los que mostrándose autosuficentes, en su interior se encuentran gritando por ayuda.

CONCLUSIÓN

No es mi intención hablarte de la libertad que solo Jesús te puede dar, Jua 5:8-9 RV1960 (T) Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. (9) Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo...

Sino de desafiarte a que veas en Jesús un ejemplo de compasión digno de imitar. Él no siguió de largo, se preocupó por ayudarle a mejorar su calidad de vida.

De seguro a tu alrededor hay muchos que está sufriendo, y lo sabes, pero no te has animado a hacer algo para ayudarles. Tal vez una palabra, o el simple hecho de escuchar, o algún otro tipo de favor, harán de ti una excepción a la regla que mide nuestras sociedades aún en el día de hoy.
Publicado en Sin categorizar
Vistas 1842 Comentarios 0
Total de comentarios 0

Comentarios

 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 17:39.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.